jueves, 1 de mayo de 2008

Ligeramente ladeada con topos negros; serpiente, búfalo y serpiente interna

En una entrada previa vimos que es común en reversi encontrar posiciones de apertura que han tomado el nombre de animales, especialmente en el movimiento número 5. Un ejemplo claro: las aperturas más comunes de la apertura diagonal en una profundidad de 5.

Sin embargo, extender esta tradición del reversi a nuevas aperturas y a las mismas aperturas en ramificaciones más profundas no es la mejor solución.

Lo más común hoy es emplear adjetivos que hagan referencia a alguna característica geométrica de la posición como ya se hace con las tres aperturas principales (perpendicular, diagonal y paralela), por ejemplo "diagonal", "recta", "transversal", etc., aunque nunca aquellos que supongan alguna orientación, por ejemplo no es aconsejable emplear adjetivos como "izquierda", "debajo", "norte", "suroeste", etc., pues hoy no hay ninguna orientación que se considere más estándar que las demás. Igualmente se emplean nombres de jugadores que tengan algo que ver con la apertura correspondiente.

Seguramente se vea mejor con un ejemplo (incluido el diagrama de abajo).

Ya vimos la apertura serpiente, que en inglés la encontraremos como "snake" (literalmente, "serpiente"), o como "peasant", siendo el equivalente en francés de este último nombre, "campagnarde" (literalmente en español, "campesina").

La lista francesa de aperturas nombra las tres siguientes continuaciones más frecuentes:
- Serpiente recta (50 %)
- Serpiente pegada (25 %)
- Serpiente despegada (10 %)

Viendo las posiciones es fácil deducir cuál es cada una. Por otra parte, son adjetivos que se repiten en otras aperturas.

También he añadido en el diagrama una continuación frecuente para la pegada y la para la recta. Una de ellas no tiene nombre (lo recibirá alguna otra posición más adelantada, siendo una apertura que normalmente conduce al lateral en pocos movimientos).

Obviamente el saberse los nombres o las posiciones más comunes no es de demasiada utilidad en una partida, aunque sí lo es para comunicarnos.

Veamos otro ejemplo de la diagonal: apertura búfalo.

La búfalo también se conoce por otros nombres relacionados con el del jugador japonés Kenichi Ishii. Ya sea por el apellido, "Ishii" (al igual que una de las chicas de Kill Bill), ya sea por el nombre, "variación Kenichi". El nombre también se podrá encontrar escrito como Ken-ichi, Ken'Ichi, o alguna otra variante. Debe de ser un nombre bastante común por allá, al menos podemos recordar de una entrada anterior que hay un manga llamado "History's Strongest Disciple Kenichi". Sin embargo, todo parece indicar que estos nombres derivan del jugador japonés mencionado, por más que a alguien le pueda decepcionar.

Los franceses han nombrado hasta cuatro continuaciones de la búfalo. Tres de ellas las reconoceremos de la serpiente por ser similares. La cuarta se llama transversal:
- Búfalo pegada (40 %)
- Búfalo despegada (30 %)
- Búfalo recta (15 %)
- Búfalo transversal (10 %)

Aquí ya vemos cómo en algunas continuaciones se combinan estos nombres de aperturas descriptivos con nombres de jugadores. Por ejemplo, las más frecuentes respuestas a la búfalo despegada búfalo Maruoka y búfalo Lazard (ésta menos frecuente).

También cómo se combinan animales con animales: la respuesta más intuitiva y frecuente a la búfalo transversal se llama búfalo tigre, y podemos apreciar que las fichas negras presentan la misma disposición que en la apertura tigre, apertura perpendicular sobradamente conocida. Obviamente el entorno es diferente.

La búfalo pegada presenta una continuación con un nombre bien original: búfalo caníbal. Supongo que este nombre vendrá de la cantidad de fichas volteadas. Y aún hay más, si las blancas continúan apostando por movimientos dispersantes, se llega a una posición bautizada como "caníbal canibalesca". Supongo que con este nombre nadie habrá quedado decepcionado.

Lo anterior se resume en este diagrama (se puede hacer más grande):


(Aclarar que aquí sólo estamos hablando de los nombres y no se trata de un estudio de una apertura, aunque no está mal saber qué opciones son más frecuentes.)

La serpiente y la búfalo son dos de las cuatro aperturas preferidas por las negras para continuar la apertura diagonal, aunque a distancia de la vaca y la Heath. Estas dos últimas seguramente sean empate con juego perfecto, pero la serpiente y la búfalo no se desviarán mucho del empate, si es que se desvían. En principio tampoco quiere decir mucho esto, pues no creo que juguemos perfectamente, pero lo normal es que coincida con que conducen a posiciones 'jugables', es decir, que no vamos a tener que sufrir demasiado para encontrar alguna opción decente (al menos, de momento).

Se consideran peores, menos defendibles, las otras cuatro respuestas (obviamos la X): las dos mapache, la cohete/ganso y la serpiente interna. Con todo también se pueden jugar.

La serpiente interna también se llama "Urban", seguramente en contraposición de "Peasant", es decir, ésta sería 'urbana' o serpiente interna, frente a la 'campesina' o serpiente).

Se parece a la serpiente y a la búfalo (aunque teóricamente algo peor, dando un -3 aproximadamente) por lo que las respuestas serán similares a las que encontrábamos para éstas. Concretamente la "pegada" y la "recta" podrían ser un +3 para blancas, aunque el resto de opciones están bien. El que sea un -3 para negras no debería preocupar excesivamente a éstas pues es defendible (muchos más errores se cometerán en el resto de la partida y la posición no es muy incómoda), pero hay que tener en cuenta que las blancas tienen más margen para optar por continuaciones menos comunes, al contrario que las negras.