viernes, 23 de mayo de 2008

Cruces de aperturas en la diagonal

Todos los reversistas conocen los cruces de aperturas. La más frecuente es la que se produce con la apertura tigre, a la cual se puede llegar por dos caminos, uno el considerado "normal", y el otro amagando con jugar, bien una apertura gato, bien una apertura italiana. El primer camino es bastante más frecuente, pero no es extraño encontrase con el segundo.

Pero estamos hablando de la apertura diagonal, por lo que veamos un ejemplo con un cruce que permite pasar de apertura paralela a apertura diagonal:


Tras 1.D3 se puede elegir la apertura paralela, la diagonal o la perpendicular. Abajo se ha tomado la paralela. 3.F4 es lo más común y razonable, y 4.c3 también es bastante frecuente. Lo que ya es un poco extraño es que las negras jueguen 5.C4, pues se convierte en la apertura vaca, mientras que jugando 5.F5 se consigue en teoría una posición más favorable. En cualquier caso, no se puede decir que la apertura vaca sea mala para las negras. Y alguna razón habrán tenido éstas para pasar de esa teórica ventaja que les daba la paralela a un teórico empate de la vaca.

Arriba se puede ver el camino normal para llegar a la vaca. Muy pocas partidas van por el otro camino.

Podemos aprovechar el diagrama anterior, la parte de arriba concretamente, para ver lo que serían dos posiciones equivalentes. Tras 3.C4 las blancas tienen dos opciones: la dibujada 4.e3, o la equivalente 4.f5. Es decir, se llega a la misma posición y en realidad sólo había una opción. Esto no lo vamos a considerar un cruce, pues no ha habido ningún tramo distinto. Lo único que cambiará será la orientación.

También hay al menos una forma de pasar de la apertura perpendicular a la diagonal, pero no es excesivamente común y no la veremos.

En muchas de las aperturas diagonales en las que aperece un cruce interviene la apertura chimenea (ya sea Heath o vaca). Hay muchas respuestas posibles a cualquiera de las dos chimeneas, pero prácticamente ninguna tiene nombre, por lo que, simplemente para entendernos aquí, voy a introducir una nomenclatura sencilla sistemática para cada una de las respuestas.

En principio me parece sencillo, aunque hasta el último momento he estado pensando en si es mejor usar 2 o 4 letras.

Cada posible movimiento lo nombro mediante dos letras y un número. La primera letra, en mayúscula, dice si es una chimenea Heath (H) o una chimenea vaca (V). El segundo nos dice si se ahora se juega cerca de un lateral o no. Si se juega cerca del lateral emplearé la letra "h" (minúscula), si no, la letra "v" (también minúscula). Estas letras también provienen de los nombres "Heath" y "vaca", puesto que el jugar cerca o no del lateral es lo que diferencia a las dos chimeneas. Los números 1, 2, 3, indican lo cerca que se está de la 'cabeza', es decir, de la última ficha negra jugada. Creo que resulta bastante intuitivo. Finalmente la última opción, en el extremo, la llamo Ch5, simplemente porque es diferente a las demás. "Ch" viene de "chimenea" y "5" de que hay 5 fichas negras.

Alguien se preguntará por qué Ch5 recibe el mismo nombre ya sea Heath o vaca. Esto es debido a que son equivalentes:


Evidentemente se vería mejor con el dibujo del tablero, pero si alguien no se lo cree siempre lo puede comprobar.

En cualquier caso, ahora ya se ha visto que de todas las respuestas posibles de las chimeneas (14 en total) sólo dos son equivalentes, es decir, hay 13 respuestas posibles, y todas son jugables.

Sin embargo, las posiciones son parecidas, y podemos encontrarnos con algún cruce más. Éste es bastante interesante:

Las aperturas chimenea Hv2 y Vh2 son bastante parecidas, pero claramente distintas. Las dos tiene tres respuestas similares. Una de estas tres de la Heath es común para la vaca y otra de las tres de la vaca es común para la Heath. Se entiende mejor en el diagrama y simplemente consiste en que en vez de haber 6 respuestas (las más frecuentes), sólo son 4 entre las dos.

Aparte de estos cruces entre chimeneas, también hay cruces entre chimeneas y otras de las respuestas comunes de la vaca y la Heath. A continuación, los dos ejemplos más representativos, los dos de la Heath, aunque también se puedan hacer con la vaca:


En éste se puede alcanzar la misma posición ya sea a través de la Heath de evasión, ya sea a través de la chimenea Hh2. Curiosamente, por este último camino (arriba en el diagrama) es interesante comprobar (porque a primera vista tal vez no sea tan evidente) que las respuestas 8.c2 y 8.b3 conducen a posiciones equivalentes (sólo cambiará la orientación) y obviamente serán también equivalentes al 8.c5 de abajo.


Éste último ejemplo es bastante interesante pues conduce a la apertura Heath Drumel (seguramente por algún francés apellidado Drumel, aunque no sé quién es) a través de la conocida variante Iwasaki (abajo) o a través de la chimenea Hh3 (arriba).

Hay más casos, pero creo que aquí están los más conocidos. Hay cruces en los que los tramos no comunes son mayores (y no de 2 o 3 movimientos como en los ejemplos) y otros en los que intervienen otras aperturas (por ejemplo las mapache). Creo que ya es suficiente.