jueves, 21 de junio de 2007

Antes de León 2007 (2) y suicitos

Recordad que se ha cambiado la hora del campeonato. Se juega sólo la tarde del sábado: a las 15.00 y termina a las 21.30. De esta forma seguramente consigamos mantener la participación.

Debido a que la participación no ha sido tan alta como en otros años, existe la posibilidad (siempre hay que tenerla en cuenta) de que en vez de jugarse un suizo se juegue un "todos contra todos" (en definitiva, un suizo con muchas rondas y sin los problemas de éste).

Alguno se preguntará qué sistema de desempate se emplea en ese caso. La respuesta es muy sencilla: el número de fichas. El contar las fichas se considera en segunda lugar en el suizo, en primer lugar se emplea el sistema Brightwell (BW). Sin embargo, hay que tener en cuenta que el BW suma dos contribuciones: el número de fichas y los puntos conseguidos por los adversarios. Como se juega todos contra todos, dos jugadores que estén empatados a puntos habrán jugado con adversarios de igual nivel, por lo que para estos dos ésta segunda contribución es la misma y no tiene sentido aplicarla. Por lo tanto, sólo se considera el número de fichas.

Existen unos cuantos sistemas de desempate para un campeonato con sistema de liga, pero difícilmente vamos a encontrar uno mejor que el número de fichas, es en otros juegos donde sólo se gana, pierde o empata, en los que es necesario afinar más y emplear un sistema más sofisticado.

Aprovechando que hablamos de sistemas de torneos y demás, resulta interesante preguntarnos por qué se emplean, en este caso, 7 rondas, para el suizo. Hay tres factores que influyen en el número de rondas en un sistema suizo. El principal es el número de jugadores: hay un mínimo de rondas necesarias y, en mi opinión, resulta recomendable ampliar ese mínimo para estar seguros de que se obtienen unos buenos resultados. Un factor secundario es el tiempo del que se dispone. Y finalmente un tercer factor es que, teóricamente, es mejor emplear un número impar.

Este último caso no lo he comprobado, pero parece ser que con un número impar de rondas se consigue más fácilmente una distribución equilibrada de los colores. Obviamente con un número par, por ejemplo 8, se puede pensar que es más justo, pues serían 4 partidas con blancas y 4 con negras. Sin embargo en un suizo, a la hora de determinar los emparejamientos, el color no tiene tanto peso como el jugar con jugadores con puntuación similar, por lo que es posible que para más de un jugador no sea posible ese 4/4, y tenga que ser 3/5 (3 negras, 3 blancas, o viceversa), por ejemplo. Sin embargo con un número impar es más fácil hacer una distribución más equilibrada, por lo que lo normal es conseguir un 3/4 o 4/3 para 7 rondas, por lo que sólo se jugará una vez más con un color que con otro, mientras que con 8 rondas, algunos jugadores podían jugar 2 veces más con un color, que tal vez les guste menos. Al menos lo que he leído.