martes, 10 de octubre de 2006

Propuesta para suicitos

Hace poco, en el blog del Othellogateway, Ben Seeley propuso modificar ligeramente los criterios de emparejamiento de las últimas rondas de los mundiales, que como sabemos se juegan a 13 rondas más 1º vs 4º, 2º vs 3º, más final.

Lo que decía era que el sistema suizo está pensado para determinar a 1 ganador, pero no a los 3 siguientes, como interesaría en un mundial para decidir a los 4 finalistas. Entre las respuestas a su propuesta, en una se aclaraba que realmente el sistema suizo trata de ordenar por su rendimiento en el campeonato a todos los jugadores (o al menos de dar la oportunidad a cada jugador de demostrar cuál es su nivel). Aunque claro, cuanto más se alejen los jugadores de los extremos, menos eficaz es. Seguramente con 13 rondas se consiga un buen 1º, un buen 2º, tal vez un buen 3º, y hasta tal vez un buen 4º, aunque con estos últimos podemos dudar: la solución pasa por que alguien haga los cálculos, teniendo en cuenta por ejemplo que el número de participantes ha llegado a 84 en el último mundial.

Sin embargo, entiendo de su propuesta que lo que más le preocupa (aparte de permitir enfrentamientos entre miembros del mismo equipo en las últimas rondas, y que es algo en lo que se puede estar de acuerdo), es evitar que un jugador ya clasificado (por ejemplo, en la ronda 11), pueda indirectamente en alguna de las partidas que le quedan, evitar que otro jugador se clasifique, ya sea voluntariamente, perdiendo adrede una partida, o por falta de motivación.

Lo primero, tengamos en cuenta que realmente no es un problema del sistema suizo en especial, aunque tal vez pueda afectarle más que a otros sistemas: si por ejemplo fuera un todos contra todos, también se podría dar el caso de que un jugador ya clasificado pudiera influir en la composición del grupo de 4 finalistas.

Asimismo, en los comentarios a su propuesta, ya se ha dicho que un jugador ya clasificado puede seguir teniendo la misma motivación, o que perdiendo aunque sea una partida, tal vez consiga peores emparejamientos para las semifinales y finales.

Supongo que quien no esté al tanto se estará preguntado en qué consiste la dichosa propuesta, así que ahí va resumida: un jugador ya clasificado no puede jugar contra un jugador con posibilidades de clasificarse.

Podemos pensar en muchas situaciones, y seguramente con esta propuesta en algunos casos se podrán dar emparejamientos más 'justos', pero me temo que en otros no. La cuestión es quedarse con el menos malo. La verdad, está bien que alguien proponga cosas nuevas, porque al menos siempre se habrá hablado sobre cómo mejorar el sistema.

En el blog de Othellogateway hay muchos ejemplos y no sé si a alguno nos ha quedado claro algo de ellos. Además, hay que tener cuidado, porque se confunde el sistema de desempate Brightwell con el nivel de los oponentes, lo que realmente sería el Buchholz o SOS y que no se emplea en el mundial. Esto se aclara en los comentarios, pero me temo que uno se pueda confundir en otro aspecto que pasamos a aclarar (y no digo que esté mal explicado en el blog, sólo que puede confundir): si alguien tiene un SOS más alto que otro, esto no quiere decir que sea mejor, sino simplemente que ha jugado contra rivales 'más fuertes'. Se emplea para desempatar si dos jugadores están empatados a puntos, pues se considera que tiene más mérito (aunque también es un sistema con sus detractores), pero no tiene sentido comparar el SOS entre jugadores con distintos puntos.

En resumen, ha sido entretenido volver a hablar sobre los suicitos.