miércoles, 8 de marzo de 2006

Después del EGP de Barcelona

El EGP de Barcelona fue muy grande, tanto que en este espacio poco voy a poder poner.

Ganó Rubén Saiz en una final a tres partidas que dicen que fue muy buena (me fui antes), contra el francés Sebastien Barre. Así pues, Rubén se queda con la copa grande, 200 puntos para el EGP (que le colocan en 3ª posición del EGP) y 200 puntos clasificatorios para el mundial que, si no me equivoco, hacen que ya esté matemáticamente clasificado para Japón como integrante del equipo español.

Mario Madrona quedó tercero tras ganar al también francés Frédéric Auzende en dos partidas. Se lleva los correspondientes puntos del EGP a los que habrá que sumar los que seguro que irá consiguiendo en el resto de EGP que participe. En este caso son 90 puntos, lo que no le asegura un puesto en el equipo español del mundial, pero casi. Creo que en el peor de los casos, con quedar 4º o así en el Campeonato de España, se clasificaría. El resto de jugadores, con puntos asignados para clasificarse para el mundial, lo completaríamos, Ferrán con 10, y uno con 30.

Se jugaron 100 partidas (incluyo las finales.) Hubo 6 empates (6 %) y mucha diversión.

El campeonato se jugó en un monasterio reconvertido a centro cultural, donde se escuchan conciertos o se juega al otelo.

Por la noche hay espectáculo de luces y queda majísimo.

En cualquier caso, para ampliar información o ver fotos, se puede ir al blog de Mario:

http://othello.enddor.com/blog/

Si no, se puede repasar el grupo reversiesp:

http://es.groups.yahoo.com/group/reversiesp

Y más fotos en la federación polaca:
http://www.othello.pl

Ahora, algunos comentarios (pocos) que se me han quedado durante y después. El que más me gustó fue cuando alguien dijo que el Campeonato de España hay que hacerlo, "a 7 rondas y sin finales". No sé si sería en broma, pero yo lo apoyo. Otro fue algo así como "mira, otro empate para las estadísticas". También recuerdo que alguien hablaba de lo nivelado que había estado el campeonato y de cómo le había costado ganar al último (a mí también.) Después del campeonato me comentaron que tras ver los resultados del primer día estaban prepocupados al no ver a más españoles arriba. Pero claro, es que tampoco éramos muchos. Realmente las cifras alcanzadas en participación son similares a las del EGP de Cambridge. Con el tiempo ya nos podremos ir comparando con otros como el de Holanda.

Por otra parte, en el campeonato se aprende mucho. También se cansa uno mucho. Respecto a mí, me temo que no terminé tan cansado como en el último. Tal vez porque en las que perdí no tuve demasiado que pensar; en seguida me pareció que no tenía solución. No sé si habré aprendido algo, pero me quedo con la calma al decidir la apertura de Barre, frente a la precipitación al jugarla, que normalmente no ayuda mucho.

Así que, hasta la próxima.