domingo, 23 de octubre de 2005

Otelo

El nombre comercial del juego es Othello. Aunque otras compañías que no pueden usar este nombre lo venden como reversi, nombre que aunque inicialmente no fuera estrictamente correcto, después de tantos años ya lo hemos asimilado. Supongo que emplear el nombre en español —otelo— sería demasiado parecido al de la marca.

En cualquier caso, la escritura de estas dos palabras está clara: la primera con mayúscula inicial al ser una marca y la segunda no.

La pronunciación de la palabra Othello no lo está tanto. Al menos, ésta la he oído de diferentes formas entre los españoles. Entiendo que si se escribe así habría que pronunciarla como lo haría un inglés. No creo que lo haga nadie; más o menos consistiría en pronunciar la th como una c, la ll como una l, la última o como ou o similar, y el resto de vocales de forma normal. Al contrario, lo más común es decir simplemente otelo.

Por un lado se entiende perfectamente, al fin y al cabo en la traducción al español de la tragedia que inspira el nombre, el protagonista pasa a llamarse Otelo, y no aparece el nombre original. Pero por otro lado, sí que es cierto que normalmente las marcas extranjeras intentamos pronunciarlas siempre como en el idioma de origen.

Más de una vez he escrito otelo, y puede que lo siga haciendo, aunque seguramente no sea lo más correcto.