lunes, 7 de julio de 2008

BCN EGP 2008 - Después y la 6ª ronda

Acabó el EGP de Barcelona. Finalmente se jugaron 9 rondas (todos contra todos) y unas semifinales, y unas finales.

Evidentemente hubiera sido más bonito mandar a los favoritos a una serie larga de partidas tras las 9 rondas, pero parece ser que siempre da más seguridad organizar unas semifinales.

En un todos contra todos con 9 jugadores todos deben descansar al menos una vez. A mí me tocó en 6ª ronda y me entretuve (aparte de darme una vuelta por ahí) en hacer unas pocas fotos. Normalmente no hago fotos, pero como de León todavía no he conseguido fotos, decidí tomarlas por mi cuenta, sabiendo que tendría una ronda para hacerlas. Evidentemente, esta vez todo el mundo llevaba cámara y se hicieron cientos de fotos. En cualquier caso, seguro que soy el primero en publicar alguna, aunque sean pocas y no de tanta calidad como las demás.

Lo primero en lo que se fija uno es en los trofeos. Aquí una vista aérea del correspondiente al primer puesto:



Nunca debe faltar una vista general de toda la sala. Seguro que se podría haber conseguido (o intentado) que pareciera haber mucha más gente, pero no me compliqué la vida:

Como veis, la sala estupenda. Sillas cómodas, mesas del tamaño justo, bebida, proyector, etc.

Después me dediqué a ir de mesa en mesa. Espero que no molestara demasiado.

Ésta realmente es de la ronda 5, que todavía no había acabado, jugando Òscar y Marku:

Como habréis apreciado, el material de primera calidad. Relojes digitales, tableros grandes japoneses, bolis bic, etc.

En la sexta ronda tuvimos el enfrentamiento que sería una de las semifinales: Martín contra Borassi.

Cuando se sigue una partida se puede obtener información importante de distintos elementos sobre la mesa: la transcripción, el reloj y el tablero. El tablero es lo más importante, pero no nos dice nada sin los otros dos.


El tablero nos podría decir si la posición es buena para negras o para blancas, o está igualada. Pero si no sabemos si es turno de blancas o de negras, realmente poco podremos decir, pues la situación puede cambiar mucho.


El reloj nos dice fácilmente de quién es el turno. Se pulsa para cambiar el turno, por lo que estará pulsado en el lado de quien no sea el turno. En algunos relojes esto no se aprecia, por lo que alternativamente se puede mirar si algo parpadea o se mueve en uno de los lados (el de quien le toca).

La siguiente partida es entre Jordi y Budiño.


Ya sabemos a qué jugador le toca (a Jordi en la foto de arriba, a Takuji en la de abajo), pero si no los vemos mover, no sabemos qué color llevan. Esto se puede saber de varias maneras, pero la más fácil es mirar la transcripción, en la que estará apuntado. También se podría saber por la posición del reloj (izquierda o derecha de un jugador), pero de ésta no hay que fiarse nada.

Abajo, Òscar con negras y Kashiwabara con blancas. No diré cómo he deducido el color, pues es otro método poco fiable.


La misma partida, pero desde el otro lado. También, para conocer el color, se pueden consultar los emparejamientos: negras a la izquierda.


Y cerramos el ciclo con Demian y Markus. Curioso que fueran dos de los que me ganaron en el campeonato, aparte de Borassi y Kashiwabara.


No os preocupéis que ya saldrán muchas más fotos e incluso mejores.